La leyenda del gallo de barcelos

La leyenda 
del Gallo de Barcelos

La historia detrás de uno de los símbolos de la cultura portuguesa, el gallo (o galo) nace en la historia que en el pueblo de Barcelos ocurrió un crimen y que no lograban encontrar al asesino.

Al cabo de los días apareció por la localidad un forastero y rápidamente los vecinos sospecharon de él. A pesar de que esta persona argumentaba su inocencia indicando que sólo era un peregrino que hacia el Camino de Santiago, nadie le creyó. Como última voluntad antes de ir a la horca, solicitó ser llevado ante el mismo Juez que le condenó. A la persona se le concedió su deseo y fue llevado ante el Juez que se encontraba en un banquete.

Apuntando a un gallo asado que era parte de la comida, apostilló: “Mi inocencia es tan cierta que os puedo asegurar que este gallo asado se pondrá en pie y cantará si soy colgado por el cuello sin ser culpable del crimen de que se me acusa”

Ante ésta afirmación todos los asistentes se rieron, pero ninguno se atrevió a tocar y menos comer el gallo. Cuando el verdugo cumplió su misión y colgó al reo de la cuerda, el gallo se levantó y se puso a cantar.

Ante este acontecimiento el Juez se puso raudo a detener la ejecución, pero al llegar a la horca el reo ya estaba colgado. Aterrorizado por la injusticia que había cometido, el Juez ordenó que se descolgara al reo y para sorpresa de todos los asistentes, no se sabe cómo, si a un nudo de la soga o torcedura, el reo empezó a toser y se reanimó.

El Gallo de Barcelos desde entonces representa el símbolo de Portugal con el significado de Serenidad, Fe, Confianza y Honor.

Muchas cerámicas se hacen con esta representativa figura, de allí el nombre de la Casa de la Cultura Colombo Portuguesa.  Visítanos, conoce nuestra gastronomía y en nuestra tienda podrás adquirir souvenirs del país europeo.

Barcelos, Portugal

Recent Posts