Gastronomía de Portugal

La gastronomía portuguesa puede encuadrarse en la cocina mediterránea, ésta gira sobre tres ejes que son el pan, el vino y el aceite. No obstante, también se nota la influencia de las excolonias portuguesas de Asia, África y América (cocina brasileña), destacándose el uso de las especias como el piri piri, el pimentón y la canela. De igual manera se destaca la influencia de la cocina beréber (o cocina marroquí).

cenefa_ogalo_restaurante
fish
Bacaladero_Galerna

¿POR QUÉ SE COME TANTO BACALAO EN PORTUGAL?

Asado, cocido, a la parrilla, desmigado, con nata y/o en ensalada, el bacalao es el principal protagonista de la gastronomía portuguesa y los portugueses son los primeros consumidores de bacalao a nivel mundial.

Para entender el porqué hay que remontarse a 1353, año en el que Pedro I de Portugal y Eduardo II de Inglaterra establecen un acuerdo de pesca para que pescadores de Lisboa y de Oporto pudieran capturar bacalaos en las costas inglesas durante 50 años. Y es que desde el siglo X que los escandinavos iban a Portugal a buscar sal, y allí crearon colonias. Ese contacto hizo que los portugueses adquiriesen conocimientos de la navegación atlántica y comenzasen a buscar bacalao. Y después de varios siglos de pesca en el siglo XIX los portugueses dejaron de «ir a buscar» el bacalao y pasaron a importarlo. Con los años se retomó la actividad y en 1917, por ejemplo, la pesca del bacalao empleaba a 1.400 hombres de tripulación.

En Moita (alrededores de Lisboa), se encuentra Riberalves, la mayor fábrica del mundo de bacalao, donde se procesan al año 100 mil toneladas.

En Portugal presumen de las mil y una maneras de cocinar el bacalao ya que existen múltiples recetas gastronómicas de norte a sur del país.

Postres Conventuales

Los dulces tradicionales portugueses

gastronomia-o-galo-portugues-restaurante

Tienen su origen en los conventos, quienes utilizaban grandes cantidades de azúcar y yemas de huevo.

Vienen del siglo XV; ya que durante este período el azúcar entró en la tradición culinaria de los conventos. Hasta entonces, el endulzante más utilizado era la miel porque el azúcar era considerado vulgar, pero con la colonización de Madeira, el azúcar aumentó su popularidad.

Como consecuencia de la Revolución Liberal ocurrida en 1820, todos los conventos de Portugal se cerraron en 1834, expulsando a todos los trabajadores y monjes. A modo de supervivencia, alguien del Monasterio de los Jerónimos puso a la venta, en una pequeña tienda, unos pasteles llamados “Pastéis de Belém”, fruto de una receta secreta del convento, iniciando así la tradición de venta de distintas recetas dulces de estos lugares.

conventuales_postres_ogalo_portugues
cenefa_ogalo
aaa