El País de los Azulejos

El País de los Azulejos

Es difícil no encontrar azulejos en Portugal. Están por todas partes, lo decoran casi todo, desde las paredes de las iglesias, monasterios y palacios hasta casas normales, asientos de parques, fuentes, tiendas y estaciones de  ferrocarril.

A menudo retratan escenas de la historia del país, muestran sus vistas más deslumbrantes, o simplemente sirve para decorar los nombres, nomenclaturas de calles  e identificación de edificios.

Al-zuleique es la palabra árabe de la que se deriva azulejo y designaba la “pequeña piedra lisa y pulida” que utilizaban los musulmanes en la Edad Media.

Viajar por el país es visitar un auténtico museo vivo de la azulejería, pero el Museo Nacional del Azulejo, en Lisboa, es la mejor forma de conocer toda su historia y su evolución técnica y artística, desde sus comienzos hasta la producción contemporánea.

Actualmente las fábricas de azulejos portugueses también exportan al norte de Europa, y los azulejos de artistas contemporáneos se pueden ver incluso en muchas de las estaciones de metro de Lisboa. Ver este espectáculo resulta una tentación para comprar, sobre todo en Lisboa, la mayoría de los visitantes a Portugal terminan por comprar un azulejo como recuerdo. 

Es por eso que visitar  Ogalo Portugués – Casa de la Cultura Colombo Portuguesa, es disfrutar de este hermoso arte.

Recent Posts
Comments
  • Evelia Margarita Gonzalez Porto

    Se olvido celebrar con fados sentidos y llenos de romances